Bienvenido a María de SaaSinfo@mariadesaas.com \ 616 491 644
Carrito
Login

¿Olvidó su clave?

La Noche de Reyes con Maria de Saas

LA NOCHE DE REYES DE MARÍA DE SAAS

La-noche-de-Reyes-de-MaríadesaaS-01

En esta entrada del blog…la noche de Reyes de María de SaaS me encantaría hablaros de los modelos ideales que tenemos en nuestra colección “wild collection” para que podáis regalar a vuestros hijos, pero prefiero compartir una historia…

En estos días los cristianos vivimos la Navidad con auténtica emoción. Para los más pequeños está próximo el día más mágico del año: la noche de Reyes. Preparativos como estos, los seguimos en casa  ¿os suenan?

La-noche-de-Reyes-de-MaríadeSaaS-preparativos-4
En ocasiones, temiendo la pregunta del millón, preparamos mil y una respuestas. ¿Una que me ha parecido genial, para que la magia nunca se rompa y ellos también empiecen a formar parte de esa preparación?

A continuación…
“Cuando el Niño Jesús nació, tres Reyes Magos que venían de Oriente guiados por una gran estrella que brillaba en el cielo se acercaron al Portal de Belén para conocerle. Le llevaron al pesebre algunos regalos a modo de bienvenida y como prueba de amor y respeto hacia él.
El Niño Jesús se puso tan contento cuando recibió estos presentes y transmitía tantísima felicidad que el más anciano de ellos, el Rey llamado Melchor, comentó:
–Es realmente maravilloso ver así de feliz a un niño. Deberíamos llevar regalos a todos los niños del mundo para que sean así de felices también.
–Es una grandísima idea, desde luego – añadió el Rey Gaspar, el rey de la barba marrón – pero verdaderamente difícil de llevar a cabo. No seremos capaces de poder llevar regalos a tantísimos millones de niños como hay repartidos por todo el mundo, no hay manera humana de hacerlo.
Baltasar, el tercero de los Reyes Magos, el que tenía la piel de color oscuro, comentó entusiasmado:
–Y tanto que sería fantástico, pero Gaspar tiene razón. Cierto es que somos magos, pero ya somos muy ancianos y nos resultaría muy difícil poder recorrer el mundo entero de arriba a abajo entregando regalos a todos los niños. Aunque reconozco que sería realmente precioso.
Los tres Reyes Magos se pusieron muy tristes al pensar que era imposible, que no podrían realizar su deseo.
De pronto, el Niño Jesús, que parecía escucharles muy atento desde su cuna, sonrió y su voz se escuchó en el Portal de Belén:
–Sois muy buenos, queridísimos Reyes Magos, y os agradezco de corazón vuestros regalos, así que voy a ayudaros a realizar vuestro deseo. Decidme: ¿qué es lo que necesitaríais exactamente para poder llevar regalos a todos los niños?
Atónitos e incrédulos, los tres Reyes Magos respondieron:
–Necesitaríamos millones y millones de pajes, casi uno para cada niño que pudieran llevar al mismo tiempo a cada una de las casas nuestros regalos, de manera que ninguno se quede sin una sorpresa en Navidad, pero no podemos tener tantos pajes, no existen tantos.
-No os preocupéis por eso – dijo el Niño Jesús – Yo os voy a dar no un paje, sino dos pajes para cada niño que hay en el mundo.
–¡Sería fantástico! exclamaron los Reyes Magos. Pero, ¿cómo va a ser posible?, preguntaron  sorprendidos a la par que incrédulos.
A lo que respondió el Niños Jesús: – Decidme, ¿no es verdad que los pajes que os gustaría que os ayudaran deben querer mucho a los niños?
–Sí, claro, eso sería fundamental—, asintieron los tres Reyes.
–Y, ¿verdad que esos pajes deberían conocer muy bien los deseos de los niños?
-Y tanto, sí, sí. Eso es lo que pediríamos a un paje- respondieron cada vez más entusiasmados los tres.
–Pues decidme, queridos Reyes: ¿hay alguien que quiera más a los niños y los conozca mejor que sus propios padres?
Melchor, Gaspar y Baltasar se miraron asintiendo y empezando a comprender lo que el Niño Jesús estaba planteando, cuando su voz de nuevo se volvió a oír:
— Puesto que así lo habéis querido y para que en nombre de los Tres Reyes Magos de Oriente todos los niños del mundo reciban algunos regalos, yo desde aquí pido que en Navidad, conmemorando estos maravillosos momentos, todos los padres se conviertan en vuestros pajes, y que en vuestro nombre, y de vuestra parte, regalen a sus hijos los regalos que deseen. También ordeno que, mientras los niños sean pequeños, la entrega de regalos se haga como si la hicieran los propios Reyes Magos. Pero cuando los niños sean suficientemente mayores para entender esto, los padres les contarán esta historia y recordarán que gracias a los Tres Reyes Magos todos son más felices”.

¿Bonita verdad? espero os haya gustado tanto como a mi. Espero os sirva de ayuda a todas las que estáis en esa edad de transición complicada. Si os veis apuradas, es una buena opción recurrir a esta historia para que esta noche mágica no pierda su encanto y continuemos así con una de las más bellas tradiciones cristianas. No importa…
. La edad.
. Ni las circunstancias.
. Ni dónde estemos ni con quién…Porque…¿sabéis qué?

La-noche-de-Reyes-de-MaríadeSaaS


Así que…¡¡ A por todas y a no perder la tradición!!



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR